El Síndrome del Savant: Personas con habilidades especiales

Hay muy pocas personas con este sorprendente síndrome. ¿Conoces cuáles son sus habilidades?

0
1196
Neuronas

El Síndrome del Sabio o del Savant recoge síntomas cognitivos especiales que muy pocas personas experimentan. Se estima que lo padece 1 de cada 2000 personas con déficits cognitivos, siendo más frecuente en hombres que en mujeres (6:1). El psiquiatra Darold Treffert ha dedicado sus años de investigación a los Trastornos del Espectro Autista (TEA) y al Síndrome del Savant, definiendo este último como un estado patológico según el cual algunas personas con trastornos mentales y pese a poseer discapacidades físicas, mentales o motrices, poseen una extraordinaria habilidad o habilidades mentales específicas. Es decir, una persona con una alteración mental puede mostrar una capacidad o habilidad muy superior a lo que se consideraría normal.

Aunque Darold Treffert es el principal investigador en este área, este síndrome fue descrito por primera vez en 1789 por Benjamín Rush, quien describió el caso de Thomas Fuller, un paciente que podía calcular la edad de las personas en segundos. Fue J. Langdon Down quien detalló específicamente este síndrome en 1887 utilizando el término ‘idiot savants’ para los casos que documentó de personas con facultades especiales. Este término ya no se utiliza debido a que resulta ofensivo.

¿Cuál es la explicación de este síndrome?

Los científicos que han estudiado esta patología aún no han encontrado ninguna explicación satisfactoria al respecto. La investigación asocia este síndrome con trastornos del neurodesarrollo, especialmente TEA, asemejándolo al Asperger. Al menos la mitad de las personas con el Síndrome del Savant padecen autismo. Asimismo, también se ha asociado con lesiones cerebrales, como las que se presenta en pacientes con demencia frontotemporal progresiva, que pueden provocar habilidades artísticas sorprendentes, aunque no habilidades abstractas o simbólicas. También se cuestiona la intervención del cromosoma 15 en la presencia o ausencia de estas habilidades. En algunos casos, no se ha encontrado ningún tipo de alteración, de hecho, se hipotetiza que quizás tengan ciertos subprocesos mentales comunes a los superdotados.

Recientemente se ha descubierto que parte de sus habilidades se deben a que realizan los procesos mentales con hemisferios cerebrales distintos a los que una persona común utiliza para procesar la información.

Por otro lado, se piensa que las personas con el Síndrome del Savant pueden tener un intelecto superior debido a que las zonas cerebrales encargadas de la inteligencia emocional e interpersonal están atrofiadas, permitiendo un desarrollo anormal del resto de las áreas del cerebro. Las pruebas de neuroimagen han mostrado la posibilidad de daños en el hemisferio izquierdo de estas personas, lo que significaría que el hemisferio derecho estaría más desarrollado, siendo éste el responsable de sus habilidades especiales.conexiones neuronales

¿Qué características poseen los Savant?

Las habilidades por las que suelen destacar las personas con este síndrome se relacionan con:

  • Arte (música, pintura y escultura): pueden ser grandes intérpretes musicales (especialmente al piano) pintores y escultores. Suelen comprender e interpretar la música, mostrando una gran sensibilidad.
  • Cálculo de fechas: pueden memorizar calendarios y recordar datos concretos de cada día.
  • Cálculo matemático: pueden realizar complejos cálculos matemáticos exactos en segundos como el cálculo de números primos, decimales de pi o divisiones con muchos decimales, mentalmente.
  • Habilidades mecánicas y espaciales: pueden medir distancias casi exactas sin instrumental, memorizar mapas y direcciones, etc.

También pueden demostrar facilidad para el aprendizaje de múltiples idiomas, una excelente memoria, una fuerte agudización de los sentidos, etc.

A pesar de estas magníficas capacidades, las personas con Savant suelen tener déficits en otras áreas, especialmente en habilidades sociales y en el habla, motivo por el que se relaciona con los TEA como se ha mencionado anteriormente. Además, pueden mostrar dificultades para relacionarse con su entorno o problemas motores y presentar comportamientos repetitivos.

Por eso mismo, en este tipo de casos es imprescindible fomentar las habilidades sociales y la comunicación de la persona afectada con su familia y entorno. Para ello, pueden utilizarse sus intereses, fomentando la interacción a través de éstos.Tocando el piano

Si deseáis conocer más información sobre personas que padecen este síndrome, podéis consultar los enlaces de interés.

Enlaces de interés:
Referencias:

Hiles, D. (2001). Savant Syndrome. Recuperado el 28 de febrero de 2017 de: http://www.psy.dmu.ac.uk/drhiles/Savant%20Syndrome.htm

Síndrome del sabio. Recuperado el 28 de febrero de 2017 de: https://es.wikipedia.org/wiki/S%C3%ADndrome_del_sabio

Soler, A. (2014). ¿Qué es el Síndrome del Savant o Síndrome del Sabio? Recuperado el 28 de febrero de 2017 de: http://www.albertosoler.es/que-es-el-sindrome-del-savant/

Tárraga, R. y Acosta, G. Síndrome de savant: entre lo genial y lo ingenuo.

Treffert, D. (2009). The savant syndrome: an extraordinary condition. A synopsis: past, present, future. http://doi.org/10.1098/rstb.2008.0326

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.