¿Existe la empatía virtual?

Hemos conseguido adaptar numerosas capacidades al entorno virtual. ¿Es la empatía una de ellas?

0
940
manos-sujetando-piezas-puzzles

Hoy en día, la mayor parte de las conversaciones se producen en un entorno digital. Los dispositivos tecnológicos nos permiten una nueva forma de interacción y comunicación. Esto, requiere que las habilidades que manejamos cuando estamos en contacto directo, también se produzcan en el contacto virtual, entre ellas la empatía.

Esto mismo lo podemos encontrar cuando entramos en alguna red social, donde nos sugieren páginas o personas relacionadas con nosotros, porque se nutren de nuestra forma de reaccionar en la red ante los contenidos. Por tanto, si las redes sociales pueden “empatizar” con nosotros, ¿por qué no vamos a poder generar empatía con otras personas, aunque no las conozcamos?

¿Cómo podríamos definir la empatía virtual?

Sería la capacidad de comprender a la persona que está en el entorno virtual, ponerse en su lugar, entender su actitud, comportamiento y opiniones sin juzgarla.

Mediante esta empatía que se genera de forma virtual, puedes sentirte ligado a otra persona totalmente desconocida. Es posible incluso entablar una relación con ese otro sujeto gracias a esta capacidad que hemos desarrollado.

Este concepto se está usando cada vez más por las empresas, para presentarse de forma más cercana a la persona, y así poder atraerla usándolo en sus estrategias de marketing hacia su marca/imagen.

¿Qué diferencias hay entre la empatía virtual y la empatía?

Al ser en un entorno virtual, no tenemos por qué estar viendo a la persona, puede ser simplemente leyéndola en un foro. Este tipo de empatía sólo se produciría a partir de lo que ha escrito la persona, ya que no podemos saber su postura corporal, su tono, sus expresiones faciales…

Asimismo, la demostración de dicha empatía se realizaría también a partir de la escritura, aunque se puede ser más ingenioso y utilizar alguna imagen que transmita nuestro mensaje, un vídeo… Aunque quizás este ingenio sea más productivo como aditivo a la palabra, ya que la persona asimilará mejor, en general, el mensaje empático leyéndolo que de otra forma. Así también se le demuestra que se ha necesitado pensar qué escribir, personalizando el mensaje, y denota una mayor implicación por parte del receptor.manos-sobre-portátil-escribiendo-mensaje-empatía

Esta empatía puede ser una gran aliada para aquellas personas que aprovechan el anonimato de la red para desahogarse y exponer sus sentimientos y/o problemas.

Una vez que exponen su situación u otra persona lo hace, quien lee puede entender a la persona que está al otro lado, y darle un feedback sin juzgarla, sino desde la compresión e incluso la identificación si se diera el caso. Si a su vez, el sujeto que ha leído, contesta a la persona, en esta última se puede generar un sentimiento de bienestar al ser acogida por otra. De aquí, si esta relación/comunicación prosigue en términos empáticos, puede crearse un vínculo de unión entre dichas personas.

Aunque este vínculo no llegara a producirse, la persona que responde de manera empática puede ayudar a la otra a buscar soluciones o solucionar sus problemas, o a afrontarlos de una forma más óptima.

Por tanto, tenemos que seguir trabajando nuestra empatía tanto en la vida real como en la virtual, ya que de esta forma podemos ayudar a otras personas comprendiendo su punto de vista y acogiendo sus emociones.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.