Las fases de adaptación al cuidado

Una persona no se convierte en cuidadora de un día para otro, sino que necesita un proceso de adaptación a esta nueva circunstancia y rol que le va a tocar desempeñar.

0
1742
Las fases de adaptación al cuidado

La persona cuidadora hasta conseguir adaptarse a este nuevo rol, puede pasar por distintas fases. Estas fases serían las siguientes:

1. Negación o falta de conciencia del problema

Se utiliza la negación del hecho como un mecanismo para controlar los miedos y ansiedades que genera. La persona se niega a ver las evidencias que demuestran que su familiar o allegado padece una enfermedad.

Otra forma de negar el problema se consigue evitando hablar del deterioro o de la incapacidad que ya está afectando a la persona enferma.

Esta fase es temporal, ya que conforme avanza el tiempo, las dificultades de la persona para mantener su autonomía funcional se hacen más evidentes y son imposibles de negar.

¿Qué hacer para ayudar al cuidador a asimilar la nueva situación?

  • Darle tiempo para que vea por sí mismo los cambios que se producen en la persona que pasará a ser cuidada.
  • Mostrarle las evidencias de ese cambio (si no las ve por sí mismo). Es decir, comparar cómo era o estaba antes a cómo es o está ahora.
  • Hablar de la enfermedad de manera natural.
  • Preguntarle cómo se siente y dejar que se exprese.

Todos estos pasos hay que hacerlos con delicadeza y dándole tiempo para que asuma la nueva situación. No podemos enfadarnos si no quiere ver problema, puesto que es un «shock». Forzar a asumirlo podría influir de manera más negativa en la aceptación.

2. Búsqueda de información y surgimiento de sentimientos complicados

Una vez que el cuidador es consciente de la enfermedad, la persona cuidadora piensa en las alteraciones que se van a producir tanto en la persona enferma como en ella misma, ya que es algo que afecta a ambas.

Debido a esto, la cuidadora suele recurrir a la búsqueda de información para aprender todo lo posible acerca de la enfermedad, su evolución, implicaciones y cuidados, así como sus causas o posibles causas.

Esto también se puede considerar una estrategia positiva que se utiliza para afrontar el problema.Las fases de adaptación al cuidado

¿Qué información suelen buscar los cuidadores?

  • ¿En qué consiste la enfermedad? ¿Por qué y cómo se produce?
  • ¿Cómo evoluciona esta enfermedad? ¿Cuáles son sus consecuencias? ¿Qué cambios van o pueden producirse en la persona enferma en cuanto a comportamientos y funcionamiento en general?
  • ¿Cómo puede ayudar a la persona enferma para contribuir a su bienestar? ¿Qué tipos de cuidado debe proporcionarle?
  • ¿Qué recursos y servicios tiene disponibles y puede utilizar para encontrar ayuda y asesoramiento? ¿Cómo puede acceder a estos recursos y servicios? ¿Qué tipo de ayudas puede necesitar?
  • ¿Cómo puede corregir los comportamientos inadecuados de la persona enferma?
  • ¿Cómo debe actuar ante situaciones concretas (familiares, económicas, etc.) que le resultan problemáticas o difíciles de afrontar?

Es importante que el/a cuidador/a entienda que buscar ayuda no es fracasar, por lo que no tiene que sentirse mal si considera que él o ella no puede llevar esa carga solo/a. La ayuda es una estrategia más, una herramienta, de hecho, fundamental, una manera de contribuir al bienestar de sí mismo y de la persona enferma.

En esta etapa, el cuidador suele realizarse preguntas del tipo “¿por qué me ha tocado a mí?”, sin conseguir encontrar respuesta para ellas.

También suele enfadarse ante esta situación que se escapa de sus manos y no puede controlar.

Conforme aumente la dependencia de la persona cuidada, la cuidadora puede sentirse frustrada e incluso más enfadada (o quemada) que al principio.

3. Reorganización

Las nuevas responsabilidades cargan la vida de la persona que cuida, por lo que el enfado y la frustración pueden seguir presentes. A pesar de esto, empieza a ejercer algo de control.

Ya cuenta con el apoyo de la información y los recursos externos. Además, se negocia compartir la responsabilidad del cuidado con el resto de la familia y se tiene una idea más clara de cuáles son los verdaderos problemas a los que hay que enfrentarse y cómo resolverlos.

De esta forma, la persona cuidadora se siente más segura dentro del rol que le toca vivir, aceptando mejor los acontecimientos que le vengan y ejerciendo un mayor control de la situación.Las fases de adaptación al cuidado

4. Resolución

En esta fase, la persona cuidadora controla la situación y se enfrenta a los acontecimientos con éxito porque tiene más habilidades para hacerlo. Además, es capaz de comunicarse y expresar sus sentimientos y emociones de una forma más correcta y sana.

Aquí, aprende a cuidarse a sí misma, y no sólo a centrarse en la persona dependiente de sus cuidados, consiguiendo sacar tiempo para sí misma y realizar actividades de ocio así como mantener activas sus sociales. Busca de forma activa la ayuda de otras personas y/o cuidadoras con las que compartir sus vivencias y encontrar una comprensión y apoyo mutuo, lo cual puede derivar en nuevas amistades.

Todo esto lo consigue a pesar de que la persona enferma cada vez es más dependiente de ella, lo que demuestra una gran capacidad de adaptación a las circunstancias.

También puede producirse en esta fase el traslado de la persona enferma a una residencia donde sea atendida por profesionales. Sobre todo, esto se da cuando la persona cuidada posee una enfermedad grave que ya la cuidadora no es capaz o no se siente con fuerzas para afrontar con ella y es preferible el ingreso.

Como se ha mencionado al principio del artículo, no todas las personas cuidadoras tienen que pasar necesariamente por todas estas fases. Algunas personas directamente pasarán a la resignación en vez de a la negación, por ejemplo. Esto depende, como todo, de cada caso particular, a pesar de ser fases que se pueden generalizar a la mayoría de los cuidadores.

Referencias

Centeno, C. (2004). : Qué y cómo hacerlo. Ed. Alcalá Grupo Editorial.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.