Vacaciones, benditas vacaciones

Las vacaciones, ese período de desconexión que tanto anhelamos a lo largo del año y que nos pueden hacer sentir "recargados".

0
755
Vacaciones, benditas vacaciones

Aunque ya habrá algunas personas que se hayan ido de vacaciones, aún quedan muchas otras que aún no han comenzado este periodo.

Después de meses de trabajo, llega ese periodo tan ansiado por muchos/as, un periodo de descanso, de desconexión, que a veces nos resulta demasiado breve. Es un momento para recuperarnos de los efectos del estrés que sufrimos a diario, para “recargar las pilas” y olvidar algunas de nuestras preocupaciones.

Cuando pensamos en nuestras vacaciones, en general, tenemos altas expectativas, ya que rompemos con nuestros horarios y responsabilidades. Al cambiar nuestro ritmo de vida diario, conseguimos relajarnos, centrarnos en hacer cosas que nos gustan y que no siempre tenemos tiempo para hacer, incluso prestamos más atención a nuestro cuidado personal. Conseguimos “dejarnos llevar” por lo que realmente nos apetece, experimentando sensaciones positivas.

Además de esto, durante las vacaciones retomamos el contacto con personas a las que no podemos ver a diario, realizando más planes de ocio con ellas y compartiendo experiencias. También nos relacionamos más con personas de nuestro entorno cercano como con nuestra familia, ya que tenemos más tiempo para compartir y disfrutar con ellos.Vacaciones, benditas vacacionesTodo esto contribuye a que nos encontremos con un buen/mejor estado de ánimo e incluso a mejorar nuestra calidad del sueño.

Aunque algún día nos quedemos en casa sin hacer nada, no es recomendable hacer esto durante todas nuestras vacaciones. ¿Por qué? Realmente de esta forma no desconectamos, podemos estar dándole vueltas a nuestras preocupaciones durante horas. Además, si no nos movemos, cuando tengamos que volver a nuestra rutina, nos encontraremos más cansados, por lo que la vuelta al trabajo o al estudio se hace mucho más pesada.

Es recomendable hacer actividades al aire libre durante nuestros periodos de descanso como caminar, nadar… o cualquier otro deporte.

En conclusión, hay que romper con nuestras rutinas, contactar con nuestro entorno social y estar activos en vacaciones para disfrutarlas al máximo y volver “recargados” a la rutina una vez finalicen.

¡Felices vacaciones!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.