El método terapéutico de la escritura

La escritura nos sirve para expresarnos emocionalmente, por lo que puede ser una gran aliada terapéutica.

0
593
Pluma sobre el papel

En muchas ocasiones cuando alguien va al/la psicólogo o al/la psiquiatra comenta que le ha recomendado escribir: “Me han dicho que escriba”.

Efectivamente, la escritura puede ser muy saludable y considerarse un método terapéutico, ya que te permite expresar tus sentimientos, tus miedos, tus sueños, tu intimidad y deja volar tu imaginación.

Escribir diariamente puede liberar tensiones emocionales, frustraciones, incluso puede servir para relajarte. Incluso puedes escribir algún mal pensamiento y a continuación, tras leerlo, romperlo, y así sentirte liberado/a.

No siempre le contamos a otra persona lo que nos ronda por la cabeza, y es algo que hasta que no lo soltemos, no nos va a dejar tranquilos/as. La escritura puede ser una buena forma para esto, para contar un secreto que no queremos que nadie más sepa pero que a la vez que lo vamos anotando nos va ayudando y relajando porque no lo tenemos guardados para nosotros mismos. Es una forma de desahogarnos en nuestra mayor intimidad.

Si eres una persona con altibajos emocionales, un diario emocional puede ayudarte mucho a mejorar y a relajarte, y a tomarte las cosas con calma.

También, si nuestra autoestima o nuestro estado emocional es negativo, la escritura puede ayudarnos. ¿Cómo? Podemos escribirnos mensajes positivos y pegarlos por nuestra casa. Un ejemplo, puede ser ponernos en el baño, para cuando nos levantemos “Empieza el día con una sonrisa”. “Hoy estás muy guapo/a”. Y distintos mensajes positivos que sepamos que nos aumenta el autoestima y el ánimo.

Si has perdido a una persona querida para ti, también es útil escribirle una carta en la cual te despidas de ella, le digas lo que no tuviste oportunidad de decirle, o incluso le cuentes tu día a día.

Y ya si ves que la escritura te entusiasma, ¿por qué no compartirla con otras personas? Puedes apuntarte a algún taller de creación literaria, por ejemplo, y compartir las creaciones que quieras con otras personas. Es una forma de retroalimentación, ya que con tus escritos puedes ayudar a otras personas a identificarse contigo, en sus propios problemas, etc., y ellas pueden ayudarte a ti.

Por tanto, no lo dudes, escribe.Chico escribiendo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.